MSPAS monitorea la salud de los 1 mil 300 rescatistas que participaron en emergencia del volcán de Fuego

Written by  | Leido 624 veces | | Emergencia por la erupción del volcán de Fuego
| Escribir un comentario

El Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social -MSPAS-, por medio del hospital Roosevelt, monitorea la capacidad pulmonar y función respiratoria en los 1 mil 300 rescatistas, que expusieron su vida y brindaron su tiempo y dedicación, a enfrentar la emergencia por la erupción del volcán de Fuego.

Este monitoreo se llevará a cabo de forma bimensual y el objetivo es realizar un diagnóstico temprano de posibles complicaciones pulmonares y brindar asistencia médica a los rescatistas que sean detectados con afecciones respiratorias secundarias, por su exposición a la ceniza emanada por el volcán.

Algunos de los síntomas que puede provocar la ceniza volcánica a quienes se exponen a ella son: tos seca, irritación, secreción nasal y dolor de garganta.

Las cenizas son muy finas y contiene sílice cristalino, lo que, en casos extremos, produce una afección crónica del aparato respiratorio llamada silicosis.

Los diagnósticos se realizan a través de mediciones de la cantidad de aire que puede ser exhalada. Estas mediciones se denominan espirometrías, las cuales son practicadas por expertos del área de neumología del hospital Roosevelt a los rescatistas, quienes asisten según un cronograma consensuado con las instituciones a las que pertenecen.

Los rescatistas y grupos evaluados pertenecen a: Bomberos Municipales, Voluntarios y Municipales Departamentales, así como de la Policía Nacional Civil -PNC-, Cruz Roja y de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres -CONRED-, quienes estuvieron expuestos a la ceniza volcánica durante su labor de rescate luego de la erupción del volcán de Fuego.

Con estas evaluaciones el hospital Roosevelt dará tratamiento a los rescatistas en los casos en los que se detecte problemas mayores y dará el seguimiento durante dos años. Por su lado, los rescatistas evaluados están afianzando un compromiso con su propia salud, lo que implica cumplir con lo requerido en las evaluaciones médicas.

El MSPAS trabaja en la atención a los afectados por la erupción del volcán de Fuego, pero también en la prevención de posibles afecciones que puedan desarrollar los héroes y heroínas que ayudaron enfrentar la emergencia.